No existe medicamento que cure el COVID-19, solo para aliviar los síntomas que genera.

Al tratarse de un virus muy nuevo, aún no hay una vacuna comprobada.

En la mayor parte de los casos, la enfermedad no es grave y el cuerpo la controla en alrededor de dos semanas.

Si tiene síntomas leves y, por lo demás, está sano, aíslese y póngase en contacto con su proveedor de atención médica o con una línea de información sobre la COVID‑19 para recibir asesoramiento.Solicite atención médica si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar. Llame con antelación

Si presentas síntomas compatibles con COVID-19 y tienes dificultad para respirar o perteneces a uno de los grupos de riesgo; entonces cúbrete boca y nariz con un tapabocas, una bufanda o un pañuelo y acude de inmediato al médico o a la clínica más cercana.

Si no presentas síntomas, quédate en casa y no te automediques.

Consulta el sitio web especial de la Organización Mundial de la Salud: Preguntas y respuestas sobre el COVID-19.